Renta 4 Gestora, 27 años generando valor

gestión patrimonial, mercados de capitales y servicios de inversión

Nuevas expectativas para una Latam post-Trump

ALEJANDRO VARELA , Gestor de Fondos
28 noviembre 2016

Ha habido un antes y un después de las elecciones americanas en materia de expectativas para América Latina. La región estaba evolucionando de forma satisfactoria en los 3 primeros trimestres del año y recibía notables flujos por parte de los inversores. Pero el nombramiento de Donald Trump como próximo Presidente de los Estados Unidos ha abierto un nuevo período de incertidumbre hasta que se conozca con exactitud el alcance real de los cambios que la nueva Administración va a impulsar especialmente en lo que respecta a las relaciones comerciales entre países.


En ese sentido, reconozcamos que esta mayor incertidumbre ha provocado la congelación de los programas de inversión, y ha puesto en alerta a los agentes económicos que guardan relación con las regiones afectadas, muy especialmente las emergentes. Por desgracia, México ha sido el país más afectado por las amenazas de Trump.


No obstante, los mercados ya parecen haberse anticipado a este 'peor escenario' para México por lo que, de no concretarse dichas medidas, esto podría suponer una gran oportunidad para los inversores.


Obviando la necesidad que existe de compensar la exposición a Estados Unidos a través de mayores esfuerzos comerciales con el resto del mundo, quiero resaltar que la situación de Latam ha mejorado notablemente en los últimos meses. Un mejor entorno en los mercados de materias primas, una mayor estabilidad política, y una mayor confianza por parte de los inversores han permitido que ésta sea la región más rentable en lo que llevamos de año.


Este año hemos visto a Brasil superar las expectativas a pesar de la importante recesión a que se enfrenta el país (la peor de las últimas 8 décadas), a Chile repuntar su crecimiento en el tercer trimestre, a Perú digerir un cambio de gobierno muy aplaudido por los mercados, y a Colombia afrontar el trascendental acuerdo de Paz que mantiene aún en vilo a la sociedad del país.


Impulso de las Infraestructuras y subidas tipos en USA
El 'efecto Trump' no solo consecuencias negativas sino también otra serie de efectos positivos. El crecimiento y la inflación esperados, que generen las nuevas políticas no deberían dejar indiferente a América Latina. A menudo, el continente más beneficiado por un mayor crecimiento global suele ser el continente sudamericano.


Es verdad que se ha hablado mucho de ese programa de infraestructuras de dimensiones siderales, que no podría llevarse a cabo sin la mano de obra adecuada y sin los materiales necesarios, de manera que el efecto en países como Chile, Perú o México puede ser muy intenso.

Por otra parte, los mercados de deuda han puesto rápidamente en precio el nuevo escenario lo que ha originado un incremento en las pendientes de tipos de interés del dólar. Aquí tenemos un efecto que debería ser transitorio por cuanto no esperamos que los tipos se disparen sino que confiamos más bien en una normalización gradual que va a ser fácilmente superable dada la buena salud en general de los balances de las compañías latinoamericanas.


Oportunidades en Brasil
Brasil, por su parte, tiene por delante un camino difícil hasta la completa recuperación. La necesidad de dolorosas reformas en su economía que necesariamente pasa por políticas más restrictivas dificultarán de alguna manera la salida de la recesión. Sin embargo, la implementación de estas medidas junto con el oportuno cambio de gobierno, están mejorando notablemente la confianza en que esto ocurrirá, lo que constituye una oportunidad para los inversores, que ya se ha reflejado en el intenso rebote del mercado brasileño (más de un 40%, casi un 70% en euros).


Sin embargo, el 'reflation trade' propiciado por las elecciones americanas ha seguido el mismo patrón en el mercado brasileño donde compañías tradicionalmente defensivas han sufrido severos recortes en las cotizaciones que suponen un punto de entrada muy atractivo para los inversores. Compañías eléctricas o utilities, inmobiliarias, retailers, o empresas de consumo se han visto penalizadas en detrimento de mineras, energéticas o compañías bancarias. Es momento por tanto de aprovechar, para comprar estas compañías mucho más seguras con descuentos que alcanzan entre el 15%-20%.


En conclusión, el próximo ejercicio estará lleno de retos. Pero creemos que el punto de inflexión que hemos visto en 2016 va a tener continuidad, fruto del mejor entorno en materias primas, de la mayor estabilidad política y de un buen manejo de las políticas económicas. Las oportunidades se encontrarán sobre todo en renta variable (más actividad económica, más beneficios futuros, mejores cotizaciones). En renta fija el escenario es más complejo, debido al cambio de ciclo de tipos en ciernes (subidas de tipos para luchar contra la inflación, mantener el atractivo relativo frente a la deuda en dólares, etc.), recomendamos posiciones con plazos de vencimiento reducido y en compañías con Grado de Inversión.


Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.


Compartir en: